sábado, 3 de diciembre de 2011

ahora el miedo no tiene forma
cuando era chica le tenía miedo a eso que podìa estar escondido en el placard si las puertas estaban abiertas
a los monstruos de abajo de la cama
a los ladrones que no me podìan hacer nada si me tapaba con las sàbanas
a los violadores que podìan estar detràs de las cortinas

ahora el miedo no tiene forma
ahora el miedo no tiene antìdoto
no hay puertas del placard que salven
no hay sàbanas protectoras de violadores y ladrones

el miedo no tiene antìdoto
porque mi miedo no tiene forma

miércoles, 30 de noviembre de 2011

sus muertes imaginarias

La semana anterior me habìa dicho quiero tener una cita con vos y lo cierto es que era efectivo cuando alguien pronunciaba su deseo en vez de preguntar por el deseo del otro. Es terrible lo sé, pero si me hubiese preguntado si quería ir a algún lugar le tendría que haber contestado con la verdad, no. Otro no, arrojado con  mis manos hacia el universo.
A la semana siguiente tocó puntual el timbre de casa. Tenía un vestido de flores, corto que hacía que se le viera la bombacha cuando se bajaba o subía de la bici. Empezó  a pedalear y me dijo que íbamos al cementerio, cuando llegamos a Chacarita frenó para comprar unas flores.
- Sino tenés plata te comparto las mías, pero no sé si vas a querer elegir el mismo muerto que yo. Ahora vamos, elegimos uno, le dejamos las flores y lo podemos llorar.
Compre un ramo de fresias como el de ella porque nunca le había comprado flores a nadie y menos que menos en un cementerio y sobre todo porque la idea me resultaba un tanto ridícula y supuse que copiándome me sentiría menos idiota.
Caminamos como por quince minutos entre las tumbas hasta que se detuvo frente a una, se sentó, dejó las flores a la orilla de la lápida, comenzó a acariciar el mármol como si en el se ocultara la tersura de la piel y  empezó a llorar en silencio, lágrima tras lágrima yo dejaba de existir mientras ella lloraba cada vez más profundo. Yo no podría llorar, de hecho me encontraba muy feliz, creía que me estaba enamorando.





martes, 29 de noviembre de 2011

Su cara había empezado a deformarse mientras una tribu huìa de su boca. Su piel se arrastraba hacia atrás como si un violento viento en contra la embistiera ¿y si acaso el viento no existiese?
Entonces esta persona corre y la tribu corre. Corren tanto que la palabra corre deja de tener sentido. Co rre, Co Re, corren: yo, tú, el, ella, la tribu, vosotros. Y nosotros no corremos.
Pero la cara se transforma, los cachetes vuelan hacia atrás, los ojos se achinan, la boca se abre vomita a una tribu ¿y el viento? Ese día no existe. Entonces corre, corre la tribu de la cara deforme. Yo, tú, vosotros, el, ella,  nosotros ¿de qué corremos?

lunes, 14 de noviembre de 2011

fantasmas






Me despierto. Estoy bien. Estoy tranquila.
Lo que pasa es que, a medida que pasan las horas,
que el día gira su cuello y me deja de mirar,
comienzan a aparecer los fantasmas.

Los fantasmas no me dan miedo, porque están en rodas partes.
Pero sí me da miedo lo que los fantasmas me pueden hacer,
en el cuerpo, que está ahora, acá, leyendo esto (y ya no es el mío).

Estas, no son fotos de miedo, son fotos de fantasmas.
Y los fantasmas no me dan miedo,
porque están en todas partes.


Ahora el día me da la espalda y me tengo que ir a dormir.
No estoy bien. No estoy tranquila. Los llevo conmigo al sueño,
intentando no imaginar todas las maneras y todos los lugares
en los que se las van a arreglar para aparecer al día siguiente.

Me duermo con ellos y allá los agarro fuerte,
o eso me quiero hacer creer, o eso quiere creer mi cuerpo,
que está ahora, acá, y tiene miedo, porque es tan mío como de ellos.

Laura Levìn

miércoles, 9 de noviembre de 2011

venì! PASTO! MÚSICA Y PLAZA POR ASALTO


Desde las 15hs, tomamos la plaza por asalto y le ponemos color a la tarde del sábado. Ponete las ojotas y salí a la calle que no hay nada como hablar con extraños

**************************************************************
Musicalizan en este orden ;) :

¡Oh Criatura! - http://soundcloud.com/ohcriatura  (venì puntual che)
Julio y Agosto - http://www.myspace.com/julioyagosto
Césped - http://www.facebook.com/sonidocesped
Mi amigo invencible - http://soundcloud.com/miamigoinvencible
Tryptone - inedito mashups
Camanchaca - http://soundcloud.com/camanchaca
El mayonesa - http://soundcloud.com/elmayonesa

**************************************************************

Y además:

FMP3 (radioestudio a destiempo) - http://fmp3.blogspot.com/
Cherry Bomb: panchos a trueque
Román Murillo: Fotos - http://romanmurillo.tumblr.com/
Anaclara Todojunto: Anfitriona

**************************************************************

Plaza Caballito (Rojas 130, entre Yerbal y Repetto - Al lado de la estación Caballito de la línea Sarmiento, a cuadra y media de la estación Primera Junta de la línea A)

EPA! SE SUSPENDE POR LLUVIA

martes, 8 de noviembre de 2011

todo eso de la lluvia

Què terrible esto de no creer en nada
cuando cada cosa del mundo
insiste en mostrar
lo atada que està por un hilito
tirado por quièn sabe què criatura

Elijo un santo con la misma desidia
que me pongo la camiseta de Huracàn
y le pido a Gildalove que llueva,
que total vivo en Buenos Aires
y en menos de lo que canta un gallo:
plaf! una gota que no para de recaer

jueves, 27 de octubre de 2011

URNOTALONE parte II

http://nidosentupelo.blogspot.com/2011/08/u-r-not-alone.html

Si tiro mi silla de ruedas al mar no me quiero arrastrar. Me refiero... no sè  a què me refiero ¿a mostrarme castrada? La cuestiòn es que no quiero reptar hasta encontrar una silla nueva y así rodar como la lisiada que soy. Si tiro mi silla de ruedas al mar es porque creo, en algo creo.
No creer es lo que siempre supe hacer, no creer en nada ni en dios, el diablo, papá noel, papá sólo. No creer es duro asì que por algún tiempo cuando me preguntaban si entonces era nihilista decía que no, que yo creía en el amor. 
Yo no sé què es creer en el amor ¿creer en las personas, en la tierra, en las plantas? Creer es un verbo difìcil.
Y sino creo ¿por què tiro mi silla de ruedas al mar? ¿no es mejor andar siempre con rueditas que masticar el polvo? 
Si tiro mi silla de ruedas al mar es porque creo que podès aprender a leer y entonces al menos por un momento algo tenga sentido.

viernes, 21 de octubre de 2011

los perros romànticos


En aquel tiempo yo tenía veinte años
y estaba loco.
Había perdido un país
pero había ganado un sueño.
Y si tenía ese sueño
lo demás no importaba.
Ni trabajar ni rezar
ni estudiar en la madrugada
junto a los perros románticos.
Y el sueño vivía en el vacío de mi espíritu.
Una habitación de madera,
en penumbras,
en uno de los pulmones del trópico.
Y a veces me volvía dentro de mí
y visitaba el sueño: estatua eternizada
en pensamientos líquidos,
un gusano blanco retorciéndose
en el amor.
Un amor desbocado.
Un sueño dentro de otro sueño.
Y la pesadilla me decía: crecerás.
Dejarás atrás las imágenes del dolor y del laberinto
y olvidarás.
Pero en aquel tiempo crecer hubiera sido un crimen.
Estoy aquí, dije, con los perros románticos
y aquí me voy a quedar

R. Bolaño

miércoles, 12 de octubre de 2011

ya lo dijo marìa lluvia- Septiembre: me hacès temblar

O nunca subestimes el poder destructor de Octubre-

Me levanto a las seis de la mañana como no lo hacía hace mucho tiempo y descubro que hay un mundo todo vivo antes de que me levante y despuès de que me acueste, que se esconde detràs de mi dolor de muelas, mi tumor en la cabeza, la sordera de un oìdo que me genere la infecciòn.
Hay un hombre que pasea a su perro. Me dan ganas de decirle que èl no es viejo, que se vuelva a dormir, que los paseos de perturbaciòn se dan a las tres de la mañana, no a las seis y agarrarme la cabeza para sostener el dolor que va desde los dientes hasta el cuero cabelludo y largarme a llorar.
El subte a las seis y media de la mañana también anda y también lleva a la gente como ganado. Ganado que ha perdido todo y aún así se tiene que subir el subte, agarrarse la cabeza y no desarmarse del dolor. 


jueves, 6 de octubre de 2011

Jefecidio

Voy a salir del monoblock que tengo atorado en la garganta, voy a tirarme desde mi nuez como si mi cuerpo fuera un tobogàn, deslizàndome derecho hasta saltar el ombligo y elegir una pierna, sostenerme de algùn pelo como si fueran lianas y yo tarzàn hasta llegar al suelo, sacar el machete que tengo enfundado en mi pierna derecha y matar a mi jefe.
Voy a tardar dìas en llegar al tren, algunas horas en atravesar el obstàculo del hombre ballena en Constituciòn, trepar por su panza, caer en sus pliegues y resurgir invicta de los manotazos causados por las cosquillas.
Voy a correr por debajo de los ojos en bùsqueda de boleto hasta llegar a las filas de los trenes eléctricos, esperar agazapada para brincar sobre el lomo de cualquier zapato que vaya a meterse en el bagòn. 
Y una vez arriba voy a turnarme en el regazo de obreros, secretarias y cadetes. Escuchar atenta las conversaciones, treparme al hombro si hablan por celular y a su nariz para oir sus pensamientos. Voy a anotar en mi cuaderno rojo cada injusticia laboral. Voy a bajar del tren, caminar hasta mi trabajo, entrar a la oficina, meterme debajo del escritorio, sacar el machete y empezar.
Doy un machetazo y atravieso el cuero del zapato, otro machetazo y corto el hueso del dedo gordo. Se forma el primer charco de sangre en el piso. El resto es fàcil, salto hasta la garganta y le clavo el machete para que deje de gritar. La sangre empieza a salir con la fuerza de un hidromasaje y la belleza de una cascada.  Me imagino que la oficina es una pileta que quiero llenar y los gemidos de mi jefe son el ruido que hace la bomba.
Mi colega escucha los gritos y viene corriendo a ver què pasa. Antes de que entre enfundo mi machete y salgo coloradita, 
- ¿Què pasò? Me pregunta.
- Lo despedì. 

miércoles, 5 de octubre de 2011

Querido Pepe: te querìa avisar que no me llegò el mail que me mandaste en el que me decìas que vos tambièn me amabas. Hoy te fui a buscar al trabajo y te seguì unas cuadras pero no me animè a hablarte asi que ahora estoy afuera de tu casa con un hacha.
bueno te querìa decir eso nomàs
un beso grande
Marìa

martes, 4 de octubre de 2011

Còmo escribir una carta de amor. Práctiquìsimo instructivo para seres posmodernos.


1)     Elija el destinatario de su carta. Este es un punto importante porque no querrà escribir querido Ricardo si su amadx se llama Osvaldo o Alicia.

2)     Hágase una serie de preguntas. A ser:
-         ¿Con què sentido escribo esta carta?
-         ¿Què quiero comunicar?
-         ¿Còmo lo voy a hacer?
-         ¿Què resultados quiero obtener?

3)     Una vez que usted se haya cuestionado lo anterior estará listx para no escribir. Puede utilizar borradores incluso boletos de colectivo ya que es altamente probable que no supere el par de palabras. Procrastine. Aproveche a lavar los platos, hacer su liquidación de sueldo, vacunar al gato.  Lea cartas de otros a ver si se inspira, mire películas de amor. Analice los estilos literarios. Robe ideas.

4)     Atormente a sus amigos con sus dudas y vacilaciones. Cuente su historia, pregunte, pida consejos.

5)     Aleje lápices y lapiceras de su cama y acuéstese a dormir. Despabílese dando rienda suelta al o la poeta que lleva dentro y comience a escribir en su mente la mejor de las cartas. Desespérese por no poder anotarla.

6)     Levántese, busque lapicera o papel, o prenda su computador. Ha llegado el momento de escribir todo lo que se le ocurra. Hágalo de un tirón y sin pensar demasiado.

A continuación una carta a modo ilustrativo:

Querido Pepe:
Desde que te fuiste  no pude evitar la necesidad de decirte todas esas cosas que cuando estabas acá siempre nos encargamos de no hablar. Qué arbitrarios el tiempo y la distancia, te fuiste ayer y ahora siento  la inminencia de que salga algo de mi que sea mìo. Quiero decir que por alguna razón siempre lo que quise decirte cuando se encontraba con vos se transformaba en otra cosa, o mejor dicho yo me encargaba de transformarlo. No quiero decirte más cosas mutantes.
Cuando me dijste que te ibas a África ni siquiera pude preguntarte si volvías. Quiero que lo pases bien, que aprendas nombres de árboles y pàjaros, también conmigo.

Te extraño
Marìa.


7)     Ahora que ya cuenta con material será su propio editor.

Comience por tachar cualquier indicio de cursilerìa.  Elimine o sustituya palabras que hagan referencia a colores, la naturaleza o cualquier cosa nimia o bella.
No se exponga. Está científicamente comprobado por la universidad de La Poronga que las personas responden con mayor entusiasmo frente al desprecio o al desinterés.  Sustraiga las oraciones que contengan primera persona del plural y palabras como cariño, extrañar, amar o derivados. Recuerde que quiere recuperar o conquistar a la persona amada, no espantarla.

Si ha seguido las instrucciones correctamente su carta debería verse asì:


Querido Pepe: Espero que la pases joya en el congo Belga. No quiero decirte màs cosas mutantes.
Saludos!
Marìa.

sábado, 1 de octubre de 2011

monoblock en mi garganta

la historia ya no es niña después de tantos años,
ni la humanidad,
vieja parece,
para nada

martes, 27 de septiembre de 2011

Greatest Hits de Lacan

Hay veces, cuando voy a ciertas clases o seminarios psicoanalíticos, que me pasa lo que contrariamente -imagino- desearían los expositores. Quiero decir que detrás de ese banco-mostrador escuchoveo seres humanos que no elevándose por sobre su humanidad, se hunden en el patetismo de reducir su tan amada capacidad de lenguaje al mero hecho de hacer enunciados.
Las cosas ya no existen porque las palabras ya no flotan sobre ellas sino que las asesinan. El secreto oscuro de la humanidad queda aplastado por un manojo de símbolos, paréntesis y pesos pegados en la pizarra.
Entonces me imagino que el parlante piensa: Si lo real está del lado de lo imposible, siempre hay un hiato, algo se escapa entre lo que digo y quiero decir y nadie está entendiendo nada, será que lo estoy diciendo bien.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

ríe

Salimos de ese universo de baba, de ese festival de fluidos de bocas abiertas y de manos convulsas. Nos salimos de una película monstruosa de màscaras y pelucas, de mutantes y hombres x.

Y descubrimos la risa.

Nos reìmos una cuadra entera tal vez dos, con la sensación rara de no estar seguras de nosotras mismas, acaso de nuestra moral, de carcajear en un mundo en el que cabían tantas cosas terribles.

La risa salva. Recorre el cuerpo sumergido en la inmundicia haciéndolo saltar y tomar aire para no morir entre la porquería. Encontramos la risa como la única opciòn para seguir andando frente a la muerte, la violaciòn, la miseria. Llorar no puede ser la opciòn eterna porque detiene. La risa tampoco, pero salva.

martes, 13 de septiembre de 2011

el no de las niñas

Era el terror de nosotras niñas. Eso que nos hacía pensar en la posibilidad del suicidio, de que ya más nada entonces valiera la pena, porque si eso pasaba el futuro sería tomado por el pasado. Sería el retorno eterno de esos minutos inundándolo todo.

Yo no pensaba en mi inocencia, más que nada me imaginaba que si eso llegaba a suceder el placer quedaría del lado de lo imposible, y entonces ya no tendría sentido vivir.

Cuando abusaron de María agarré el cuchillo sintiéndome culpable por no haber evitado que los segundos que acaban de pasar se repitieran por siempre. Y no le dije nada a mi mamá cuando lo salimos a buscar, sabía que si lo encontrábamos se lo iba a clavar.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Yo sé de casas. Tuve un montón y tuve el miedo de no tener ninguna. Tuve casas en donde sobraba el silencio o los gritos intermitentemente. Tuve casas con cuadros y vacías. Tuve casas en un barrio, en el centro y en la playa. Tuve casas grandes y casas mìnimas, tuve casas de familia y de amigas. Tuve casas con gatos, con perros, con peces y canarios. Tuve casas con padre, casas con madre sin padre y abuela. Tuve casas con miedo. Tuve casas sucias y casas limpias. Casas embrujadas y casas mágicas. Tuve también casas que no eran mías. Cambiarme tanto de casa hizo que entendiera la diferencia entre un edificio y un hogar. Haber tenido tantas casas como años, pensè de chica, que me hizo viajar y tirar y regalar y abandonar y encontrar. Yo sé de casas, también del miedo de no tener ninguna.

domingo, 21 de agosto de 2011

Hoy es domingo veintiuno de agosto. Un dìa como este, hace unos años, Pepito planeaba dejar de hacerse odiar por mi y que junto con el cese de los regalos de sus padres o los mìos, mi amor por él empezara a crecer y no parara nunca, ni aùn después de muertos. Algo así como el pelo o las uñas pero sin la tumba.

jueves, 18 de agosto de 2011

h/abría una vez

La caída iba a ser ruidosa, porque ya chillaba en el descenso mientras las manos desde arriba aplaudían histéricas a la espera del golpe, del aplastamiento de los de abajo.

Como si recién ahora empezara el tiempo, como si la lucha en la calle o la guerra en su pecho no lo hubiesen ocupado nunca, como si una mano enorme nunca hubiera tapado las bocas mientras que con su otra diestra simulaba contener algo que no fueran barrotes.

Algo así como si recién comenzara el tiempo y todas y todos nos desconociéramos.

miércoles, 17 de agosto de 2011

there's a funny feeling 'round my heart




I want to be somebody's baby doll so I can get my loving all the time
I want to be somebody's baby doll to ease my mind
He can be ugly, he can be black, so long as he can eagle rock and ball the jack
I want to be somebody's baby doll so I can get my lovin' all the time,
I mean to get my lovin' all the time

viernes, 12 de agosto de 2011

Logrè subirme al vèrtigo del trompo y el mundo empezò a girar. Las casas, las madres, las ideas, las calles, las comidas. Los nidos, los pàjaros, los àrboles. Los muertos, las jaulas, las tumbas. Las pastillas, mis imàgenes, las enfermeras.
Me subí al trompo cuando abrí esa puerta. Cuando también las cucarachas y esa nena existìan.
Un vaivèn. Los médicos, las camillas, las inyecciones. Las esperas, los desconocidos, los cortes. Los guardias, los horarios, la noche.

Entonces los bichos y las personas podìan no existir. Vino el envión.

Y el mundo empezó a girar. Yo subida al trompo, intentando descifrar si era una bailarina o el mundo un samba.

lunes, 8 de agosto de 2011

U R NOT ALONE

Irse a la cama todos juntos. Vos, yo, tu vieja, tu viejo, los míos, la maestra de primaria, nuestros ex. Ahí todo el mundo tiene voz y voto, somos miles. ¿Qué es eso de vos y yo? La cama es un lugar grande que aloja y aloja, una gran orgía popular en cada cogida, aunque no acabes, aunque no esté ni yo. Tu abuela creo que también está abajo de la almohada, el fantasma de la mía. La mierda en bote o en pote, nunca supe como era. La mierda que me dijeron que te comparta sin ahogarte.

Miro a mi alrededor la caca desde el bote mínimo. Quiero hablarle a alguna de esas personas y que me diga qué hacer. Pienso en quién, pienso en cada uno. Me doy cuenta que todos somos lisiados del amor. Entonces ¿a quién le voy a preguntar? Es deprimente, pero me da risa. Es un barco mínimo, navegando en un mar de mierda, repleto de paralíticos.

lunes, 1 de agosto de 2011

armar frases con el nombre

Luna salís, amás mi caer

Un mar casi mal es la risa

Mana es así: Rica, rusa. M.LL.

anagrama

miércoles, 20 de julio de 2011

sábado, 16 de julio de 2011

Cómo enamorarse de alguien en tres estaciones de subte


1- Elija el subte como medio de transporte. Pague su boleto o engañe al molinete. Espere en el andén.

2- Busque una persona atractiva. Intercambie miradas, acérquese, suba al mismo vagón.

3- Mire, sea mirado, sonría mientras baja la cabeza. Repita este paso mientras le atribuye cualidades a la persona en cuestión.

4- Observe cómo la cara del objetivo comienza a mostrar indicios de iniciar una conversación.

5- Repita el paso 3, esta vez como si usted fuera una señorita de principios del siglo XIX que se sonroja mientras tapa su boca con el abanico. Levante su mirada con menos frecuencia hasta boicotear cualquier posibilidad de acción.

6- Sitúese en su última estación. A esta altura (el paso tres tiene que haber sido practicado reiteradas veces) la persona debe ser además de atractiva, graciosa, buena amante, inteligente, perspicaz, estrella de rock, atleta, poeta y sensible.

7- Descienda del tren, sea saludado por la persona y responda con un chau seguido de una larga mirada con expresión de preañoranza. Sienta decepción al comprobar que el sujeto en cuestión no está descendiendo con usted. Reflexione en que es probable que el amor de su vida se haya ido junto a ese tren.

8- Diríjase hacia la salida recordando lo sucedido en las tres estaciones, es decir en los pasados siete minutos. Diga para su interior que en ese tren efectivamente se fue el amor de su vida y que lo probable es que no lo vuelva a ver. Sienta cómo se encoje su corazón.

9- La persona en cuestión, desde ese momento en adelante no será sólo atractiva, graciosa, buena amante, inteligente, perspicaz, estrella de rock, atleta, poeta y sensible, sino que será como Gardel, que cada día que pasa canta mejor.





martes, 28 de junio de 2011

còmo olvidarse de un problema, 6 ejercicios básicos


1- Comience por tener un problema, siéntase nervioso, intranquilo, no concilie el sueño, irrite su colon, perciba còmo todo dentro de su cuerpo se mueve como si sus tripas produjesen un terremoto.

2- Piense en una cosa peor que podrìa pasarle o preocuparlo y vaya por ella. No comience por la peor de todas, vaya in crescendo.
Por ejemplo: Si los desastres ecológicos y los niños desnutridos en áfrica no lo dejan dormir, renuncie a su trabajo y empiece a sentirse miserable por ser un desocupado más y a sudar y descomponerse por las próximas entrevistas laborales en las que será examinado, juzgado, tratado como la nada que se siente desde que su hígado comenzó a hacerle un piquete. Voilà, niño panzón y huesudo si te he visto no me acuerdo.

3- Una vez que haya pasado de sus problemas burgueses o del terrible hambre en áfrica a qué le doy de comer a mis pibes esta noche, o del voy a desclosetarme frente a mis padres y mi abuelita a si no sale el 25 rojo pierdo la casa de mis viejos, usted debería sentirse nervioso, intranquilo, sin concebir el sueño, con su colon irritado y sus tripas como uno de esos desastres que ni usted recuerda que lo atormentaban.

4- Si no se siente identificado con los problemas que ahora lo aquejan y lo acosan, no se aflija, recurra a lo universal que lo hará olvidar todo. Expóngase al rechazo más duro. Recuerde a ésa persona de la que alguna vez esperó contenciòn, amor y comprensiòn y no obtuvo màs que desalojo, indiferencia y negligencia. Recuerde los buenos momentos, el sonido de su risa, su cara de bondad al ver niños jugar. Ilusionese .

5- Marque el número telefónico de esa persona, perciba como se estruja y retuerce su estómago con cada tono que escucha. Piense que por cada pulso del teléfono su corazón ha latido mil veces más. Sea rechazado. Arrepiéntase. Obsesiónese.

6- Prosiga con los ejercicios hasta no distinguir si usted tiene los problemas o los problemas lo tienen a usted.

miércoles, 22 de junio de 2011

pedì tres deseos

Ahí estaba yo, ahí estaba el nene rubio, gordito, pecoso, fumador y esquizofrénico. Ahí estaban también unas trillizas festejando el que me imaginé sería el peor cumpleaños de sus vidas. Pensé que era probable que hubiese próximos peores pero no, me imaginé que no, que ese día en el hospital psiquiátrico de niños, con una torta sin velas ni canción iba a ser recordado en un futuro aunque miserable y desolado como el peor. La abuela con sus anteojos, el padre con el nene rubio, gordito, pecoso, fumador y esquizofrénico saltándole encima, el otro pibe revolcándose en el piso… los regalos y el silencio.

martes, 21 de junio de 2011


Lloremos y gritemos como marranos, sí pero

No abandonemos la lucha aunque no haya esperanza

este porteño ciego y tembleque apoyado en un bastoncito soltando palabras en una plaza.

Vos en el sur que no es tan sur y yo al norte que no es tan norte bajo un cielo de cenizas pensando en si seremos vacas libertarias o pájaros libres. Ahí, eso, siempritud.

El resto: el resto.




domingo, 12 de junio de 2011

El pequeño rey zaparrastroso

Tarde a tarde, lo veían. Lejos de los demás, el guri se sentaba a la sombra de la enramada, con la espalda contra el tronco de un árbol y la cabeza gacha. Los dedos de su mano derecha le bailaban bajo el mentón, baila que te baila como si el estuviera rascándose el pecho con alevosa alegría, y al mismo tiempo su mano izquierda, suspendida en el aire, se abría y se cerraba en pulsaciones rápidas. Los demás le habían aceptado, sin preguntas, la costumbre.El perro se sentaba, sobre las patas de atrás, a su lado. Ahí se quedaban hasta que caía la noche. El perro paraba las orejas y el guri, con el ceño fruncido por detrás de la cortina del pelo sin color, les daba libertad a sus dedos para que se movieran en el aire. Los dedos estaban libres y vivos, vibrándole a la altura del pecho, y de las puntas de los dedos nacía el rumor del viento entre las ramas de los eucaliptos y el repiqueteo de la lluvia sobre los techos, nacían las voces de las lavanderas en el río y el aleteo estrepitoso de los pájaros que se abalanzaban, al mediodía, con los picos abiertos por la sed. A veces a los dedos les brotaba, de puro entusiasmo, un galope de caballos: los caballos venían galopando por la tierra, el trueno de los cascos sobre las colinas, y los dedos se enloquecían para celebrarlo. El aire oía a hinojos y a cedrones.Un día le regalaron, los demás, una guitarra. El guri acaricio la madera de la caja, lustrosa y linda de tocar, y las seis cuerdas a lo largo del diapasón.La probo, la guitarra sonaba bien. Y el pensó: que suerte. Pensó: ahora, tengo dos.


E. Galeano

miércoles, 11 de mayo de 2011

- -

cuando ya no màs manos, ya no más boca, ya no más ojos que inventen eso que no hay.

sólo queda reptar, como un hìgado reptante

sábado, 30 de abril de 2011

revelaciòn

y entonces un sábado a la mañana te das cuenta que sos una distraìda, maníaca y temperamental pero que la música que escuchabas a los 15 sigue estando invariablemente buena.

viernes, 29 de abril de 2011

miércoles, 27 de abril de 2011

maría, tirabuzón. maría.
un día de esos, eternos. por su violencia y por su silencio. por su cuidado en volverse detestable tan lentamente. el alimento de nuestros ogrontes hace metástasis cada dos cielos nuevos, y entonces nosotras...tan ilusas. creyéndolo todo. cuidando la vida que se acurruca en el jardín. creyéndolo todo, dos cielos nuevos para sostener el colapso. para silbar bajito, para que ahí, todos esos ogrontes.
pero si vos, maría, y el tirabuzón. y yo tan al encuentro. y no más de dos cielos, para que los ogrontes.


A.Todojunto

miércoles, 20 de abril de 2011

LA BRONCA


Victor Martinez, testigo clave en el caso del asesinato del Obispo Carlos Ponce de León durante la dictadura militar, se encuentra desaparecido desde el dia Lunes 18 de Abril a las 14 Hs.Vestía camisa blanca, pantalón y zapatos negros y un pulóver oscuro.

martes, 19 de abril de 2011

cosas que una piensa, sobre todo en los colectivos

Este verano también descubrí muchas cosas. Por ejemplo que me sale no llorar sino quiero y que aunque no lo haga no soy ni más fuerte ni menos debilucha y que si es algo controlable entonces no es interesante y que si el mundo se dividiera entre los que lloran y no, prefiero seguir siempre y sin dudarlo en la categoría de llorona. Que aunque no sea poético ni genial me gusta pensar que las personas pueden dividirse en categorías tan poquitas como dos y decirlo como si lo creyera para al rato hacer una categoría nueva y entonces estar dentro del grupo de personas que hace ese tipo de cosas y no en las que no. También que me gusta hacer listas como si de ello dependiera mucho mi vida y después ir tachando o dejarlas en el piso hasta hacer una nueva.

Que no me gusta vender nada y no soy buena para hacerlo, que hacer semáforo con malabares me parece que puede llegar a ser un trabajo tan desgraciado como cualquier otro cuando es la única opción y que no me gustan las únicas opciones.

Que viajar sola es crecer y madurar y aprender y estar atenta y ser responsable y son todas cosas que no quiero hacer todo el tiempo, pero que me gusta saber que puedo hacer. Que me da un placer inmenso cuando escribo, repetir palabras y no encontrar que arruinan la escritura. O mejor, encontrar placer en que no me importe que se arruine la escritura.

Aprendí que me gusta mucho comprobar que todo es soltable, y que puedo correr hasta romper el elástico. Que me gusta mucho y que siempre me termina por doler, inevitablemente, y que en el fondo el elástico no se rompe, se estira, te pega y te hace volver, pero aún así.

Que me encanta dar consejos súper románticos que yo jamás seguiría porque no me animo, porque todo lo anterior y más que nada porque la palabra romántico es horrible, no como romanticismo que no es cursi.

Que me gusta la lluvia, pero más me gusta cuando después de muchos días de llover aparece el sol. Y que al contrario me gusta que gusten de mi pero es tanto más divertido si no. Que muchas veces odio a mi familia pero me encanta que sea la que es y estemos todos tan locos. Que odio cuando la gente se autodefine loca. Que amo las contradicciones y a veces no las soporto.

Que siento culpa porque me guste escribir tanto acerca de mi, pero que no siento culpa por decir que no me gusta trabajar. Y que eso es porque aunque sea atea tengo una puta moral católica y no como Mathi que tiene una puta moral protestante. Que hay un montón de cosas en las que creo con el corazón y por culpa de ese bicho cultural y religioso todavía no las puedo sentir con el cuerpo. Que no quiero decir maldiciones machistas como putamoralcatólica pero que todavía me cuesta encontrar las que me gustarían espontáneamente. Que antes no me gustaba hablar mal, pero ahora lo encuentro divertido y qué vivan las malas palabras pero tampoco tanto como las hace vivir mi papá.

Que no me gusta escribir largo porque siento que aburro y no puedo entender que alguien dedique tiempo a leer mis palabras y lo mismo me pasa cuando toco la guitarra, nunca hago una canción entera, solo hasta el estribillo y mucho más rápida de lo que es, así se termina antes eso de cantar, que me escuchen, que me enjuicien ay. Que a veces tengo la autoestima baja y otras, dios sabrá por qué, no.

miércoles, 13 de abril de 2011

Soy la clase de persona que siempre tiene las uñas sucias. No importa cuàntas veces me lave las manos, la mugre no sale. Y si sale no alcanza a dar media vuelta que ya está de nuevo ahì para quedarse.

Me niego a ser la única que acarree un cepillito en el llavero.

No me canso, a mi pesar, de buscar explicaciones que màs bien son justificaciones por vacilar entre su carácter ciéntífico y moral, parecido a lo que Lacan decìa del psicoánalisis que se la pasa pivoteando entre la ciencia y la religión.

Entonces, los supuestos de mis uñas roñosas -ahora se me ocurre que quizàs una fuerza natural de atracciòn entre las palabras con letras inusuales como la ñ podrìa estar haciendo de las suyas- variaban en que: soy alguien que anda mucho por la calle y en bici (las manos transpiran y la mugre podrìa estar deslizàndose por debajo de las uñas); hago muchas cosas con las manos -sí, a partir del mono podrìa decirse que eso es normal-, que mis uñas -este suele ser uno de los argumentos màs recurrentes- tienen una forma especial que hace que quepa màs suciedad de la corriente porque por màs de que me las corte cortitas si quiero que no me duela la parte blanca y vacìa debe continuar ahì, lista para ser llenada.

Cada vez que pienso en este tipo de cosas miro alrededor a la gente que anda mucho por la calle, en bici, que hacecosasconlasmanos, que tiene uñas con la parte blanca... VACÌA.

Cuando veo que el mundo derrumba todas mis hipótesis, sòlo me queda por pensar que la sociedad me oculta cosas.

martes, 5 de abril de 2011

la frente marchita

Volvì revuelta. Me acostè a dormir con la bolsa de agua caliente, en los pies, la panza, la espalda.
No hay nada peor que el frìo de verano. Pronto me lo iban a hacer saber.
El triàngulo de las bermudas de entre la cabecera y la mesita de luz me advirtiò: puedes ir, volver todas la veces que quieras, pero yo seguirè aquì, a la espera. ¿Como los lagartos? le preguntè. No contestò, se limitò a devorar el termòmetro a la par que el mercurio me salpicaba la cara.

jueves, 24 de marzo de 2011

ejercicio

Mirar acostada al cielo y reírse, que las nubes se muevan tanto hasta meterte en una calesita. Marearte, quedarte dormida. Soñar que por fin agarràs la sortija.

NI OLVIDO NI PERDÒN

sábado, 19 de marzo de 2011

y despuès yastà, yapasò

Quiero llorar porque me da la gana
como lloran los niños del último banco,
porque yo no soy un hombre, ni un poeta, ni una hoja,
pero sí un pulso herido que ronda las cosas del otro lado.

pedacito de poema doble del lago edem
Federico Garcìa Lorca

viernes, 18 de marzo de 2011

Apenas por venir.
Ni siquiera volver un poco:
estaré
de ida siempre. De ida
miro, de ida caigo.
Paco Urondo

martes, 15 de marzo de 2011

Las conozco, las horribles, las tejedoras
J.C.


La noche esconde los posibles del miedo, y se escuchan al otro lado cienpiès, cienmanos tejiendo el silencio insoportable. A un lado del anoche las arañas del olvido (se abren y se cierran) desesperadas. Al otro lado del ayer nuestros dedos destejiendo (a) la distancia.

jueves, 10 de marzo de 2011

yapa yumindaringui

Sí, los lagartos nos esperan, es cierto. Pero esperan, eso es lo que hacen. Podemos no llegar.

jueves, 24 de febrero de 2011

El que se va se lleva su memoria,
su modo de ser río, de ser aire,
de ser adiós y nunca.

Hasta que un día otro lo para, lo detiene
y lo reduce a voz, a piel, a superficie
ofrecida, entregada, mientras dentro de sí
la oculta soledad aguarda y tiembla.


rosario castellano, amor

jueves, 17 de febrero de 2011

y me acordé que nunca habíamos tenido nombre. cómo llamarnos sino era con el corazón.

sábado, 22 de enero de 2011

sábado, 15 de enero de 2011

Ahì estaba el lìmite, a la espera de ser deshecho, pero no, la lìnea se arrastra, repta hasta mi mandìbula, paradòjicamente se estira, se asoma a mi boca para ser destrozada. Le doy un beso, asì no tiene gracia, dònde queda la emociòn del ring raje si la vieja tiene ganas de que le toquen el timbre. Ah no, así no me dan ganas, usted lìmite, limite que entonces yo lo cruzo, lo despedazo, le juego a la rayuela encima.

lunes, 10 de enero de 2011

jueves, 6 de enero de 2011

ustè, esa cosa

Usté dice que afuera llueve, yo sólo veo que le llueve dentro.
Mire, usté dijo muchas cosas, más de las que es posible decir.
Las palabras se enojan. Usté las llama lluvia, ellas se llaman solas.

miércoles, 5 de enero de 2011

cosas que te pasan si estas viva

Escribirle a alguien el mejor mail del mundo y que no te lo responda. La vida está llena de injusticias como esa.