domingo, 11 de septiembre de 2011

Yo sé de casas. Tuve un montón y tuve el miedo de no tener ninguna. Tuve casas en donde sobraba el silencio o los gritos intermitentemente. Tuve casas con cuadros y vacías. Tuve casas en un barrio, en el centro y en la playa. Tuve casas grandes y casas mìnimas, tuve casas de familia y de amigas. Tuve casas con gatos, con perros, con peces y canarios. Tuve casas con padre, casas con madre sin padre y abuela. Tuve casas con miedo. Tuve casas sucias y casas limpias. Casas embrujadas y casas mágicas. Tuve también casas que no eran mías. Cambiarme tanto de casa hizo que entendiera la diferencia entre un edificio y un hogar. Haber tenido tantas casas como años, pensè de chica, que me hizo viajar y tirar y regalar y abandonar y encontrar. Yo sé de casas, también del miedo de no tener ninguna.

3 comentarios:

variedad de frutas dijo...

:)

Naty dijo...

Me encantó.

Anónimo dijo...

Fuerte, Manita.
Pero certero como todo lo tuyo.
M