miércoles, 12 de diciembre de 2012

lunes, 3 de septiembre de 2012

todo por dos rezos



Yo quería la fiesta y sobre todo quería la plata, o tal vez ir con la manada, seguirla a mi hermana que también quería ir.  Acaso rebelarnos contra nuestros padres que no estaban de acuerdo con que tomáramos la comunión.
Papá había ido a un colegio religioso, y lo habían echado cuando denunció a un cura por intentar besarlo. Papá odia a los curas, no cree en dios y no nos enseñó a rezar.
Mamá simplemente no tenía ganas de acompañarnos, si elegíamos tomar la comunión, ella tenía que ir obligatoriamente a reuniones de padres semanalmente durante dos años. Sí, dos años. Mamá cree en Dios y nos enseñó a rezar el ángel de la guarda.
La abuela era la única contenta con esto de la comunión y nos alentaba a hacerlo. Ella sí iba a misa los domingos y se sabía los cantos que entonaba alto y alegremente. La abuela creía en Dios y nos enseñó a rezar el Padre Nuestro.
Mamá nos dijo que si realmente queríamos, nos iba a acompañar. Pero que si empezábamos, terminábamos. Y así fue:

Ser hijo o hija de padres separados, o mujer separada en todos lados era ser un peligro, era ser un problema, era ser mala influencia, pero en catequesis era ser el mismísimo diablo.
Todos los sábados a las nueve de la mañana teníamos que ir con nuestro nuevo testamento a la catedral para que una gorda simpática pero de mierda nos diera la tarea. Nos había tocado en un grupo lleno de santurrones y no en el curso divertido donde estaban nuestros amigos no religiosos como nosotras, pequeños detalles que contribuyeron a que quisiéramos desistir a la segunda semana, pero con mamá en plan de hacer valer sus palabras ya no era opción  abandonar.
La gorda de 25 años a la que pronto empezamos a llamar por debajo y entre nosotras como la gorda vieja de mierda,  nos hacía llevar cosas para hacer un picnic cada sábado. Entonces la primera parte de la clase constaba en hacer unos ejercicios y después en comer lo que habíamos llevado para compartir.
Los ejercicios no tenían desperdicio, eran una serie de cuestionarios que debíamos llenar reflexionando en silencio en clase. Nos preguntaban cosas como si nuestros papás se peleaban mucho y qué podíamos hacer nosotros como hijos para evitarlo. Después venía la parte en que nos poníamos objetivos que tuvieran que ver con el bienestar familiar y nos comprometíamos a intentar concretarlos, a la semana siguiente nos preguntaban si los habíamos cumplido y ese tipo de cosas. También una vez nos hicieron pedirle algo a dios, después leerlo en voz alta y la gorda terminó felicitando a una de las santurronas que había tenido el buen gesto de agradecerle a Dios además de pedirle. Con Flora teníamos una lista larga de pedidos como la paz y la salud acordes a la coyuntura, no éramos bobas. Por supuesto a ninguna de las dos se nos había ocurrido poner ni por error un gracias al viejo ese.


Logramos al final completar los dos años de culpas y de picnics. Llegó el famoso día de la comunión y de la confesión.
Yo llevaba una pollerita y una remerita blanca, y no uno de esos vestidos de comunión que a las tres nos parecían ridículos, la pollera era muy blanca y de tan blanca transparente y de transparente se me veía un poco la bombacha, pero las casas de ropa en el pueblo eran escasas. Resolvimos que mejor transparente que feo y san se acabó.

 Entré por primera y última vez  al placard con el cura adentro, estaba nerviosa. Era todo de madera, reinaba un olor a perfume fuerte de mujer mezclado con maquillaje, como huelen las viejas paquetas. El espacio era   muy chico como si no cupieran las mentiras, y hacía ese calor árido de verano que el sur sabe fabricar. Al otro lado esperaba un cura que respiraba fuerte, casi  jadeando, como un perro. Yo tardaba en acomodarme porque estaba incómoda con la pollera tan corta bajándomela a cada rato para que me cubriera más los muslos acaso como si el señor pudiera verme.
 Por suerte, en algún sentido de la suerte, el cura no me dio libertad para contarle lo que yo quisiera, que era lo que más me trastornaba, y cuando me terminé de mover me hizo preguntas, una tras otra, en un tono, a mi gusto fuerte, que intercalaba con sus grandes bocanadas de aire, como una especie de ronquido diurno.

- ¿Alguna vez robaste?
- No -.dije mientras me acordaba de ésa vez que me había robado las fichas para la máquina de ositos en un kiosco, y todas las excursiones a la parte de golosinas del supermercado. Se lo susurré esperando que copiara mi volumen de voz para sus próximas preguntas. Pero me dijo que no escuchaba que le repitiera más fuerte y continuó incisivo.
- ¿Mentiste?
- No, no me gusta mentir -le contesté sin ni siquiera darme cuenta de la mentira de la respuesta anterior.
- ¿Le contestas a tus padres?
- A veces, trato de no contestar porque se que está mal.
- ¿Desobedeciste?
- No.
Continuó haciendo las preguntas con cierta desidia y aire de quien pregunta en modo automático. Siempre con el mismo tono y sin comentar nada después de mis respuestas. Incluso me daba la sensación de que no las escuchaba, de que no estaba prestando atención.
- ¿Bueno, hay algo de lo que te arrepientas?
- Eh… -me quedé pensando un rato en qué cosa que estuviera mal pero no fuera terrible le podía responder. Hasta que se me ocurrió -Me arrepiento de pelearme mucho con mi hermana porque eso pone triste a mi mamá y de no ordenar mi cuarto.
- ¿Algo más de lo que te arrepientas?
- Nada -le dije mientras pensé que en realidad siempre me arrepentía de casi todo lo que hacía, como haberme puesto esa pollera por ejemplo.
-Bueno -me dijo- rezá un padre nuestro y dos ave maría.
Me quedé helada, no sabía rezar el Ave María. En las clases de catecismo no habíamos aprendido a rezar, y yo sólo sabía el Ángel de la guarda dulce compañía y el Padre Nuestro.
Le contesté con vergüenza pero en el fondo con una suave y dulce sensación de venganza, como estuviera denunciando a la gorda y a su fanatismo por los cuestionarios y los picnics.
-         No sé el Ave María, no nos lo enseñaron en las clases.
Para mi sorpresa el cura no se indignó. Continuó con su apatía y me dijo:
-         Ah bueno, entonces rezá dos Padre Nuestro.
Y fue el fin. Hice la cuenta. Un Padre Nuestro valía por dos Ave María. Un Ave María valía la mitad que un Padre Nuestro.

padre nuestro, que estás en el cielo santificado sea tu nombre venga a nosotros tu reino hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo danos hoy nuestro pan de cada día perdona nuestras ofensas así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden no nos dejes caer en la tentación mas líbranos del mal amén padre nuestro, que estás en el cielo santificado sea tu nombre venga a nosotros tu reino hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo danos hoy nuestro pan de cada día perdona nuestras ofensas así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden no nos dejes caer en la tentación mas líbranos del mal amén.

jueves, 26 de julio de 2012

santos buròcratas o reflexiones para no ser vencidx por la burocracia



Hoy compré dos papeles que me garantizan mis actividades (algunas) en los días que siguen. Bastaría con romperlos por la mitad para que mi futuro cambiase.
            Una vida dependiendo de un papel. 
[Cuán frágil es todo, cuán doloroso resulta hasta pensarlo.]
            Con sòlo dejar caer uno de los papeles de mi bolsillo la noche del martes seguiría acá, en esta casa de paredes rojas. El papel, su pérdida, no cambiaría el futuro, más bien detendría el tiempo y quien sabe que clase de estragos se producirían entonces. Habría claro, que conseguir otro papel, una clase de respaldo, de plan “b” para que el presente inmóvil no nos tome por sorpresa.
            Habría que conseguir también otro papel que nos asegure la devolución del dinero en caso de que el plan “b” no sea necesario, en caso de que nuestros bolsillos no tengan agujeros o nuestro juicio esté intacto y no haga que rompamos el futuro en medio de un ataque de nervios.
            Incluso sería útil conseguir copias de todos  los papeles para disminuir los riesgos corridos en caso de pérdida.
            Además podría ser conveniente distribuir los documentos recopilados en lugares diferentes porque habría perdido el sentido guardarlos todos juntos. Una vez hecho esto resultaría indispensable conseguir otro papel en el que anotar los lugares donde fueron depositadas las diferentes hojas ya que al haberse multiplicado su número se nos dificultará recordar apropiadamente su paradero.
Con este último paso hemos otorgado una vital importancia a lo que hace minutos era un simple papel en blanco y ahora es un documento con indicaciones. Lo hemos convertido en la clave de nuestro futuro. Sin él seríamos entes sin siquiera la seguridad de respirar. De ninguna manera podemos dejar que este papel se nos caiga del bolsillo o sea roto en un ataque de locura. Así que lo más sensato sería sacarle fotocopia y reiniciar el procedimiento. 

sábado, 7 de julio de 2012


Están los que llegan a vivir a buenos aires y dejan su vida pueblerina para formarse en el arte de aprovechar.
Un va a la ciudad y debe aprovechar a recibirse, a tener experiencia laboral. Pero además de eso están quienes realmente se toman  su migración a buenos aires en serio. Porque la vida de aprovechadore no  es nada fácil. Debe comprometer cada minuto  de óseo. Debe aprovechar cada muestra de fotografía, festival de jazz, curso gratis de lo que sea, incluso cuando lo que sea sea origami en papel reciclado o danzas árabes con vestuario azteca. Une aprovechadore debe aprovechar como por recuperación histórica, porque antes no había nada y ahora hay casi todo, y gratis si se sabe buscar.
Después de un día de estudio o trabajo aprovechadore debe ir a la guerra de almohadas en el planetario y aunque esté muerte de cansancio no puede dejar de aprovechar la noche de los museos, ver gratis a mimi maura para después ir a bailar a una fiesta de música balcánica porque es viernes y por sobre todas las cosas hay que aprovechar.
Con los años, aprovechadore logra darse cuenta que no necesariamente tiene que ir a los debates de evolucionistas con la iglesia, ni conocer todos los parques de la ciudad ni ir a todo porque sea gratis, porque que sea gratis no se acaba necesariamente mañana. Entonces aprovechadore se sienta en su casa, tiene un gato, se pone Internet y sólo a veces cuando alguien le cuenta del festival de artes marciales con mùsica hindù se queda en la casa con su gato, un libro y ese poquito de culpa con la que cualquier ex aprovechadore debe aprender a vivir. 

miércoles, 4 de julio de 2012

lunes, 18 de junio de 2012

HAPPY NEW YEAR



Mira, no pido mucho,
solamente tu mano, tenerla
como un sapito que duerme así contento.
Necesito esa puerta que me dabas
para entrar a tu mundo, ese trocito
de azúcar verde, de redondo alegre.
¿No me prestás tu mano en esta noche
de fìn de año de lechuzas roncas?
No puedes, por razones técnicas.
Entonces la tramo en el aire, urdiendo cada dedo,
el durazno sedoso de la palma
y el dorso, ese país de azules árboles.
Asì la tomo y la sostengo,
como si de ello dependiera
muchísimo del mundo,
la sucesión de las cuatro estaciones,
el canto de los gallos, el amor de los hombres

J.C

miércoles, 13 de junio de 2012

fiona y yo



Every single night
I endure the flight
Of little wings of white-flamed
Butterflies in my brain
These ideas of mine
Percolate the mind
Trickle down the spine
Swarm the belly, swelling to a blaze
That's when the pain comes in
Like a second skeleton
Trying to fit beneath the skin
I can't fit the feelins in
Every single night's alright with my brain

What'd I say to her
What'd I say it to her
What does she think of me
That i'm not what I ought to be
That i'm what I try not to be
It's got to be somebody elese's fault
I can't get caught
If what I am is what I am, cause I does what I does
Then brother, get back, cause my breast's gonna bust open
The rib is the shell and the heart is the yolk yoke and
I just made a meal for us both to choke on
Every single night's a fight with my brain

I just want to feel everything

So i'm gonna try to be still now
Gonna renounce the mill a little while and
If we had a double-king-sized bed
We could move in it and i'd soon forget
That what I am is what I am cause I does what I does
And maybe i'd relax, let my breast shot bust open
My heart's made of parts of all that surround me
And that's why the devil just can't get around me
Every single night's alright, every single night's a fight
And every single fight's alright with my brain

I just want to feel everything

viernes, 8 de junio de 2012

A ver, yo solo digo que me preocupa, no ser la màs presa, ni la menos presa, pero al menos no ser la mía propia. Con esto me refiero a que si me quiero morfar mi mano está bien, puedo tener muñones y un mail que sea mismanosdecrecen. eso no me importa, serìa casi igual con una mano menos y un de màs. Lo que digo es  que hay que hacer las cosas con cuidado, para no terminar tirándose el agua de mate encima por estar pensando en otra cosa, por estar pensando con otras manos que no son las que sostienen el termo y por estar creyendo un cuerpo que no es el que se quema con el agua, porque claro después duele y resulta que sí era el propio cuerpo, las torpes manos que esculpieron esta infancia y no otra. Una se pone cremas, como quien fuera creyente y rezara salir de esta sin cicatriz, se pone en el modo de persona responsable que hace lo que tiene que hacer, ir al médico, ponerse agua fría, levantarse a la mañana para que deje de existir esa sensación de demasiado tarde. Llegaste demasiado tarde con tu dieta china y el amor, como diez años tarde diciendo que en tres meses no hay màs mano, no hay más libros ni rebeldía, que trajiste mi regalo de cumpleaños  y que si, que lo disfrute en soledad o con quien yo quiera compartirlo porque vos ya no conmigo ni con tu vecino ni con el amor de tu vida, que en tres meses kabum desaparecés sin más, cumpliendo nuestro sueño de los catorse de no levantarnos.
Y me decís que no, que ja ja que era un chiste y yo me rìo menos que jamás en la vida, menos que llorando, nunca riéndome tan poco, hasta que también digo  ! ja ja ! de compromiso, imitando a quien entiende un chiste, dibujando un barrote con la jota, otro con la a y asì hasta dar la vuelta entera, converitr un signo de exclamación en llave y tragarmelo. 

jueves, 7 de junio de 2012

invoco a los monstruos
llamo a todas las sombras aterradoras
marco un camino con monedas para que me sigan los sedientos bípedos con sus corbatas

acerco un frasco con leche a mi boca para tentar a todos esos gusanos y que salgan, que salgan de las tibias comodidades del corazòn

les hago una fiesta
les regalo cosas
hasta un rincón hermoso del mundo al que elija no volver a ir
me quedo un rato con ellos para que vean el contraste
y que nunca
pero nunca
me vuelvan a elegir

martes, 8 de mayo de 2012

Lxs Mezquinxs del tiempo

Yo no quiero ver la luna que me regala gente que no quiero. Porque hay gente que regala la luna, sì, se hace un tiempo para eso, pero el resto està ocupadìsima. Corriendo, llegando a horario. Respondiendo ni siquiera a su jefx pero a su amo tiempo.
Yo no quiero ser de su equipo. No quiero pispear su luna de red social dos segundo por el balcòn. ¡Què grande!¡Què blanca! Me tengo que ir, me tomo un cafè entre que me voy de acà y me voy de allà, mejor me lo tomo para llevar porque me encanta irme, estoy enamoradx de mi agenda en llamas, estoy tan acupadx que te regalo la luna, que sè que es algo lindo, que siempre cae bien, y que al fin y al cabo ni tengo tiempo para verla.

viernes, 27 de abril de 2012

Hay un lugar donde sòlo se aloja
Todo el invierno de la ciudad

es tanto el frìo que no hay espacio para otra cosa
la helada humedad empuja los saberes, los sabores que se arrastran como monstruos manchando las paredes
la juventud queda remojada en ese barro de olvido y las arrugas dibujan un mapa de la injusticia

ese frìo es de otro mundo
ese frìo es anormal

y para los anormales

es acaso posible todo ese frìo junto
el invierno no sabe de repartir

pero nosotrxs no podemos dejar que se haga tan mal


domingo, 22 de abril de 2012

todos esos nombres aplastados por la nada

Veo todos esos nombres que pisoteè o me enterraron siendo una sola cosa. Trato de ver su parto, hacer la genealogìa de su mùsica. Sonrìo ahora que Sublime, Postishead, Totò no vienen con caras agregadas.
Sòlo sobrevive quien no se deja repetir, el que atienda su juego, y el que no, el que no...
Ahora saltando un poco a la derecha de la soga ¿Cuàntas imàgenes habrè suplido? Se necesita un rasgo, solo uno. Si me habrè prendido de barrios, nacionalidades, incluso la expresiòn de abrir grandes los ojos,  regar una planta con paciencia infinita.
Todo ese barro inevitable cubriendo las miles de caras que atormentan a un sólo nombre. No soy màs que mentiras que me asesinan, escondidas detràs de la sinceridad absoluta que si sabe de algo con su grandeza es esconder. Una y otra vez como si no existiera el tiempo ni quien fuera salvador. No hay a quien mentirle, a quien dejar.
Sin embargo esta mano, ese pie que beso, los moretones ancestrales de la piel ahì estàn, ya amarillos como las hojas con su tiempo.

martes, 10 de abril de 2012

manada


Me enamorè de mis amigxs y festejo sus gracias, sus retrocesos, sus males menores, su mùsica. He caído en su hondo universo aplaudiendo sus lugares, sus formas de pensar.  Me enamoré de sus silencios, sus caras, sus manìas y hasta de sus olvidos despiadados.
Para reírnos sin miedo y andar desatados el sur nos encuentra cerca . Festejo el tiempo que me dan, asì, suelto, hacia adelante y hacia atràs. Sin el terror de que desaparezca esta magia que tenemos de curarnos por un rato, y que el resto sea no parar de reencontrarnos.

lunes, 26 de marzo de 2012

Los policìas del tiempo


Hay algo aquí dormido reposando entre los dientes. un monstruito negro, con forma de gato. Las muelas no paran de caerse mientras me pronuncio en cada gesto acompañada de mi gatomonstruo ahogándose en la cama. Escondiéndose bajo el acolchado nuevo. 
Pueblo se esconde del tiempo al que le temo tanto. 
El tiempo rápido, feroz, grande y escurridizo nos destapa. Nos encuentra. Hoy el mismìsmo terror nos derribó otra muela ¿quien va a querernos cuando yo esté desdentada y Pueblo sin un lugar donde ocultarse?

viernes, 24 de febrero de 2012

la poesìa vive abajo de mi pieza

quizá lo de recién pareció una tontería, un locura, una broma.
pero no, ahí va este remolino que revuelve todo, que trae tus palabras de hace dos, tres, cuatro años  que algunavezmuchas, me hicieron creer en puentes voladores, en el amor con girondo y pinkfloyd; ahi se lleva la sensación fresca de un mimo, de dejarme dormir y que el sueño sea un infierno y no importe porque estas ahi, acorazando todo idilio con un abrazo. 
conocer la geometría de dormirdeados y que sea una fiesta. 
de hablar de cualquier cosa y que sea genial, que te calles siempre cuando tengas un incendio adentro, y que se te note hasta en las uñas. y yo ser la loca quesiemprequierehablar y pensar obstinadamente que sacando el remolino afuera algun día la cosa va a ser  lindacomosiempre, y que el miedo, la bronca, la mudeza no se la van a llevar.
entonces tirarte mi textraño al vacio es el minimo residuo que deja este remolino, te lo digo en serio.
que pensé siempre que todo lo que pasó nos queda chico, que vale jugar.
que después de 4 años, o 1500 días o... ya quiero cerrar los ojos y largarme. y llegar algún lado. y con vos.
que si elijo un pedazo de rato que nos compartió siempre es increible, pero que cuando miro son más de la una. y hoy y ayer no estabas. y ni se si pensas en eso.

los remolinos son cosa revuelta. y así, entonces yo.
queriéndote mucho,
pero mucho, largo y hondo.




(y tiene un blog http://yohabia.blogspot.com/)

jueves, 9 de febrero de 2012

11 simples pasos para guardar la calma


1)      Diríjase a su habitación y seleccione ropa linda clara y de su agrado. Busque papel y lápiz o lapicera. Elija una música suave y tome un equipo para reproducirla. Cargue a su gato durmiente, siempre ayuda observarlo descansar. Lleve todo esto al cuarto de baño.
2)      Ponga un tapón en la bañadera y deje correr el agua. La temperatura deberá oscilar entre los 30 y los 32 grados para que los poros de la piel puedan abrirse y estar más receptivos a las propiedades terapéuticas y curativas de hierbas, plantas y/o aceites que, una vez llena, pondrá. Si habitualmente no cuenta con los productos específicos para esta clase de baños, podrá bastarle con preparar una infusión bien fuerte de manzanilla, menta o valeriana y diluirla en su bañera, o en su defecto, un buen puñado de sal gruesa. Cuando esto esté listo ponga la música, deje el cuaderno y la lapicera en un lugar accesible por si necesita escribir “esas cositas que no se estaría animando a decir”. Salga sigilosamente del baño, cierre la puerta.
3)      Diríjase al cuarto contiguo y arranque alfombra con brutalidad. Use sus manos y cuando note que no es suficiente recurra a herramientas poco eficaces para la tarea a ser tijeras, cuchillos o martillos. No intente sacarla toda entera disfrute rompiéndola a pedazos. Grite, ensucie, rompa.
4)      Renuncie a su trabajo o mande a la mierda a su jefe o coordinadora.
5)      Llame por teléfono a su actual pareja, mándela también a la mierda y luego escriba un mail con muchos corazones a ese amor que dejó atrás en Islandia o en La Paz.
6)      Salga a la vía pública con lluvia. Compre un pasaje a Islandia o a La Paz, o por qué no a Brasil que siempre suena tan bien.
7)      Déle un paraguazo a cualquier hombre que le pronuncie un piropo en la calle.
8)      Vuelva a su hogar.
9)      Busque el óleo de 31 hierbas que guarda en ése cajón.
10)  Póngase unas gotitas en la nuca  y en la sien.
11)  Entre al baño donde la calma espera guardada.

martes, 10 de enero de 2012

ai

un mensajito que decìa:
tengo tantas ganas de verte que no te quiero ver màs