sábado, 16 de julio de 2011

Cómo enamorarse de alguien en tres estaciones de subte


1- Elija el subte como medio de transporte. Pague su boleto o engañe al molinete. Espere en el andén.

2- Busque una persona atractiva. Intercambie miradas, acérquese, suba al mismo vagón.

3- Mire, sea mirado, sonría mientras baja la cabeza. Repita este paso mientras le atribuye cualidades a la persona en cuestión.

4- Observe cómo la cara del objetivo comienza a mostrar indicios de iniciar una conversación.

5- Repita el paso 3, esta vez como si usted fuera una señorita de principios del siglo XIX que se sonroja mientras tapa su boca con el abanico. Levante su mirada con menos frecuencia hasta boicotear cualquier posibilidad de acción.

6- Sitúese en su última estación. A esta altura (el paso tres tiene que haber sido practicado reiteradas veces) la persona debe ser además de atractiva, graciosa, buena amante, inteligente, perspicaz, estrella de rock, atleta, poeta y sensible.

7- Descienda del tren, sea saludado por la persona y responda con un chau seguido de una larga mirada con expresión de preañoranza. Sienta decepción al comprobar que el sujeto en cuestión no está descendiendo con usted. Reflexione en que es probable que el amor de su vida se haya ido junto a ese tren.

8- Diríjase hacia la salida recordando lo sucedido en las tres estaciones, es decir en los pasados siete minutos. Diga para su interior que en ese tren efectivamente se fue el amor de su vida y que lo probable es que no lo vuelva a ver. Sienta cómo se encoje su corazón.

9- La persona en cuestión, desde ese momento en adelante no será sólo atractiva, graciosa, buena amante, inteligente, perspicaz, estrella de rock, atleta, poeta y sensible, sino que será como Gardel, que cada día que pasa canta mejor.





11 comentarios:

Anónimo dijo...

lo mismo pasa en un colectivo, en un bar?puede ser aplicado para estas opciones?

marìa lluvia dijo...

el subte es un boliche

Anónimo dijo...

Vos tenès otras opciones.
Por aquì, en Casa de Mujeres, parece que es lo q va quedando com ùnica. Hacer uso y abuso de la imaginaciòn.
Besos, Srta.
M y M

todojunto dijo...

escribe con la literalidad de haberlo vivido...

Anónimo dijo...

Chicas!!! es ironìa.
Es hermoso inventar historias en un trayecto o en un espacio vacìo.
Lo lindo es poder ponerlo en palabras como hacès vos, con gracia y estilo. Que hasta parece algo recièn inventado.
Siempre quedan opciones cuando se està viva.
No os asusteìs. Casa de Mujeres sigue en la brecha.
M y M

Anónimo dijo...

y si en lugar del subte se da en una transgenica, que se recomienda?.

Anónimo dijo...

pegarte un tiro, porque seguro que de ese amor sale un mutante

Anónimo dijo...

bueno, "pegarte un tiro" fue un tanto fuerte. léase "huir" en su lugar.

marìa lluvia dijo...

say guat?

marìa lluvia dijo...

ahh ya entendì, por lo de transgènica... cuac

otra opciòn puede ser amar al pequeño deforme
o
vivan los preservativos! vivan!

Emilce Casado dijo...

Me gusta que en "ME" diga not insane