viernes, 28 de agosto de 2009

(borrar del pizarròn tus muñequitos)

Hay veces, quizàs situaciones, tal vez demasiadas, que el mundo (ese universo arbitrario) nos cruza en un mismo espacio y tiempo desencontràndonos. El otro día, a pesar de la risa, a pesar de las manos en la cara y en las manos, no fue màs que un desencontrarse. Porque no aquì, porque no ahora. Porque quizàs despuès (cuando no tanto) hubiese sido mejor tal vez cruzarse.

2 comentarios:

Juan-D dijo...

che, está buenisimo.

flash! dijo...

marian, sos una persona re linda
por eso escribíes cosas tan lindas?
es ese el secreto?
te quiero
aie